domingo, 30 de octubre de 2016

Martín Lutero

Martín Lutero

Las 95 tesis


Nació el 10 de noviembre de 1483 en Eisleben.

Su padre Hans (1459-1530) y su esposa Margaret, de soltera Lindemann (1459-1531), fueron agricultores y propietarios de minas.

En 1501, estudia en Erfurt con la intención de hacerse abogado. Se doctora cuatro años después.

Ingresó en el monasterio de los agustinos de Erfurt.

En 1506 profesó como monje y un año más tarde se ordenó sacerdote. En 1509 se licenció en teología y volvió a Erfurt.

En 1510 viaja a Roma en representación de siete monasterios agustinos. La mundanidad del clero romano lo indignó. En 1512 se doctoró y asumió la cátedra de teología bíblica hasta su fallecimiento.

El 31 de octubre de 1517 se convirtió en una figura pública al exponer en la puerta de la iglesia de Todos los Santos de Wittenberg sus 95 tesis o proposiciones escritas en latín contra la venta de indulgencias para la gran obra de los papas Julio II y León X: la construcción de la basílica de San Pedro en Roma. Rápidamente traducidas al alemán, consiguieron una amplia difusión.

    Las ideas básicas de la teología luterana se sintetizan en las Cinco solas:

  1. Solo Cristo: El único fundamento de la fe es Jesús.
  2. Sola gratia (La Gracia sola): Cristo es el único que puede justificarnos. Las obras, incluidos los ritos eclesiales y cualquier otro tipo de esfuerzo humano, no son la causa de la salvación del hombre.
  3. Sola Scriptura: La única fuente de revelación y norma de vida son las Sagradas Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento.
  4. Sola fide (sólo la fe): La fe es lo único que, mediante la gracia de Dios, nos salva.
  5. Soli Deo Gloria (sólo Gloria a Dios): Enseña que toda la gloria es sólo para Dios, puesto que la salvación sólo se lleva a cabo a través de su voluntad y acción.

Defendía sus opiniones en debates universitarios en Wittenberg y en otras ciudades, por lo que fue investigado por la Iglesia romana, determinando la condena del papa León X (15 de junio de 1520) de sus enseñanzas y su excomunión en enero de 1521. 

En abril de ese año, fue convocado ante el emperador Carlos V en la Dieta de Worms, pidiéndosele que se retractase ante las autoridades seculares y eclesiásticas allí reunidas. Se negó asegurando que para hacerlo tendrían que convencerlo con las Escrituras y la razón. El emperador lo condenó, pero el elector Federico el Sabio lo recluyó en su castillo (Wartburg), donde emprendió su traducción del Nuevo Testamento del original griego al alemán.

Los desórdenes provocados en Wittenberg por sus seguidores lo obligaron a volver a la ciudad en marzo de 1521. Se vio implicado en la guerra de los campesinos (1524-1526). Tomás Munzer (fundador de la secta de los anabaptistas) basaba sus demandas en los escritos de Lutero y aunque éste apoyó muchas de sus aspiraciones políticas, consideró falsos sus argumentos teológicos. 

Tomó una postura totalmente contraria a los campesinos. A pesar de que las peticiones de estos eran de sentido común: derecho a coger leña de los bosques, abolición de la servidumbre, reducción de los impuestos, cese de los castigos arbitrarios, etc. Se puso del lado de las autoridades escribiendo un duro alegato Contra las hordas asesinas y ladronas de campesinos.

Contrajo matrimonio el 27 de junio de 1525 con Catalina de Bora, una antigua monja, que se convirtió en su colaboradora. Lutero tuvo con ella tres hijas y tres hijos nacidos en Wittenberg: Johannes (1526-1575), Elisabeth (1527-1528), Magdalena (1529-1542), Martin (1531-1565), Paul (1533-1593) y Margarete (1534-1570).

Después de articular su teología básica en sus primeros escritos -De la libertad cristiana (1519), A la nobleza cristiana de la nación alemana (1520), El cautiverio babilónico de la Iglesia (1520), De la esclavitud del arbitrio (1525)- publicó su libro más famoso, Pequeño catecismo (1529) donde expone la teología de la Reforma evangélica comentando brevemente, en forma de preguntas y respuestas, los Diez Mandamientos, el Credo apostólico, el padrenuestro, el bautismo y la eucaristía.

Al prohibírsele asistir a la Dieta de Augsburgo, delegó la defensa de los reformadores, formulada en la Confesión de Augsburgo (1530), en su amigo el humanista Felipe Melanchthon (Felipe Schwarzerd). En 1532 se publicó su traducción del original hebreo del Nuevo Testamento.

Martín Lutero falleció el 18 de febrero de 1546 en Eisleben.

Tomado de varias fuentes

lunes, 19 de septiembre de 2016

Esperanza y Restauración

La Esperanza en la Restauración


Jeremías 31:13
Las jóvenes danzarán de alegría y los hombres
 —jóvenes y viejos— se unirán a la celebración. 
Convertiré su duelo en alegría.
Los consolaré y cambiaré su aflicción en regocijo.

Al despertar cada mañana nos encontramos con un nuevo reto. Un día aunque lleno de incertidumbres; también es un día lleno de una esperanza en la restauración en Dios.

La vida nos reta con sus problemas y dificultades y si no fuera así quizás no tendría sentido vivirla. No puedo imaginarme una vida simplemente repitiendo los movimientos del día anterior. Ese reto que nos trae la vida es lo que nos mantiene fuertes, ese reto es lo que nos mantiene vivos, ese reto es lo que le da sentido a la vida. 

El despertar cada mañana es una invitación a vencer y a la victoria. Que alegría cuando vencemos. No querrás perderte esa bendición. Démosle gracias a Dios por las dificultades porque son las dificultades, los retos que Dios nos regala para crecer. 

También la vida tiene sus incertidumbres porque no conocemos todas las cosas. Realmente podemos enfrentar esas incertidumbres cuando entendamos que lo importante no es lo que se esconde al final del camino sino lo que encontramos a través del camino.

Necesitamos restauración para nuestras vidas y nuestra iglesia para que nadie tenga que comprometer su persona, sus ideas, su teología, sus sueños – por temor a perder su posición, seguridad salarial, a ofender a esos que le pagan o a los que definen donde van a servir, por alcanzar una posición, por la imagen, por el poder o por el dinero. 

Para combatir la incertidumbre tenemos el más grande de los recursos: la esperanza y la restauración. La excitante espera de un mundo restaurado; de un mundo perfecto. El encuentro con Dios aquí y ahora es lo que le da sentido al encuentro con Dios en el más allá. Vivir la vida llena de retos e incertidumbres es un gozo porque conocemos que la victoria es nuestra y nada ni nadie nos lo va a quitar. 

Gracias Señor por los retos, las incertidumbres y porque nos has prometida una restauración plena.


Por: David Febo Serrano

David Febo Serrano



miércoles, 10 de agosto de 2016

EDUCACIÓN :: LIBERACIÓN



EDUCACIÓN PARA LA LIBERACIÓN

Entre mis archivos, entre papeles viejos, encontré un artículo sobre Educación Cristiana. El mismo data de cuando participaba del abandonado proyecto “Fundación de Estudiantes Metodistas” y que obtuve de la biblioteca del Seminario Evangelico. El artículo escrito por Hugo Ortega se remonta a década de los setenta. El nombre del artículo es:  Educación para la Liberación. 

El artículo es un reflejo de cuando la Teología de la Liberación estaba en apogeo en Latinoamérica. Eran tiempos de crisis, miseria, colonialismo y dependencia, y un despertar de la iglesia a dejar de ser un instrumento del estado opresor y convertirse en practicantes de un evangelio de liberación.

Me llamó la atención la similitud de la situación de Puerto Rico en el 2016 con la que prevalecía en Latinoamérica hace medio siglo y que forjó la Teología de la Liberación.

Vivimos un momento en que el futuro de Puerto Rico es incierto. El gobierno de Puerto Rico está en quiebra y sin poderes para actuar sobre ello. El gobierno de Estados Unidos impone una Junta que tomará todas las decisiones financieras y pone en peligro agencias, servicios básicos, empleos y propiedades del Pueblo de Puerto Rico y aun las pensiones de los retirados para pagarle a acreedores oportunistas.

Ortega comienza indicando que “America Latina vive una situación de colonialismo y dependencia que la afecta en su vida económica, política, social, educativa y religiosa” . Dice que este estado de cosas requiere una Acción Liberadora.

El autor cita La Asamblea del Consejo Mundial de Educación Cristiana (1971) 

“La liberación es… la obra de Dios en el mundo para la eliminación de las causas de la esclavitud y la completa realización de una nueva vida que se concreta en la comunidad, solidaridad, respeto e igualdad, de acuerdo a la verdad manifestada en el Evangelio”.

Ortega nos muestra que es incuestionable que la eliminación de la dependencia entraña la liberación y que nuestra sorpresa al entender esto surge de nuestra parcialidad en leer e interpretar las escrituras.

La Teología de la Creación hace al hombre co-creador del mundo, hacedor de su vida y responsable de su historia.

Gen 1:28 “Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.”


Génesis 2:15 “Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase. 19 Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre. 20 Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo…”

Según Ortega la liberación tiene profundas raíces bíblicas como hace constatar en los orígenes del pueblo hebreo y la liberación de Egipto. No se trata de una liberación espiritual al interior, aunque la incluye, sino la liberación histórica de una realidad opresiva. La misión de Moisés es concreta y política como lo muestra el texto en Éxodo 3:

9 “El clamor, pues, de los hijos de Israel ha venido delante de mí, y también he visto la opresión con que los egipcios los oprimen. 10 Ven, por tanto, ahora, y te enviaré a Faraón, para que saques de Egipto a mi pueblo…”

Dios promete estar presente.

12 …Ve, porque yo estaré contigo; y esto te será por señal de que yo te he enviado: cuando hayas sacado de Egipto al pueblo…”

La liberación no será fácil pues por delante tienen el desierto, la incertidumbre, una nueva forma de gobernarse, nuevos enemigos y nuevos riesgos. Sus luchas siguen al encontrarse con pueblos palestinos como podemos ver en Josué 11:

16 “Josué logró conquistar toda aquella tierra… 17 También se apoderó de todos los territorios…  …capturó a todos los reyes de esa región y los ejecutó, 18 después de combatir con ellos por largo tiempo.

Los libros proféticos hablan de la injusticia y la opresión: Amós, Isaías y Jeremías se encarnan en una realidad concreta del pueblo en lucha por la liberación. Jesús resume la linea profética -denuncia y acción- y sus hechos nos quedan como paradigmas de “la proclama”:

Lucas 4:18 “El Espíritu de Dios está sobre mí, porque me eligió y me envió para dar buenas noticias a los pobres, para anunciar libertad a los prisioneros, para devolverles la vista a los ciegos, para rescatar a los que son maltratados.”

y “la praxis”: Marcos 5

1 “Vinieron al otro lado del mar, a la región de los gadarenos.” 2 “Y cuando salió él de la barca, en seguida vino a su encuentro, de los sepulcros, un hombre con un espíritu inmundo…” 
6 “Cuando vio, pues, a Jesús de lejos, corrió, y se arrodilló ante él.” 7 “Y clamando a gran voz, dijo: ¿Qué tienes conmigo, Jesús, Hijo del Dios Altísimo? Te conjuro por Dios que no me atormentes.” 8 “Porque le decía: Sal de este hombre, espíritu inmundo…”
15 “Vienen a Jesús, y ven al que había sido atormentado del demonio, y que había tenido la legión, sentado, vestido y en su juicio cabal; y tuvieron miedo.”
19 “…Jesús… le dijo: Vete a tu casa, a los tuyos, y cuéntales cuán grandes cosas el Señor ha hecho contigo, y cómo ha tenido misericordia de ti.” 20 “Y se fue, y comenzó a publicar en Decápolis cuán grandes cosas había hecho Jesús con él; y todos se maravillaban.”

¿Dónde está la tarea educativa? La Biblia nos provee la enseñanza surgiendo de la acción. 

Desde el compromiso humano por un lado y creyente por otro es que puede partir una tarea educativa genuina, auténtica y sobre todo evangélica. Es pasar de la reflexión a la acción. 

Según Ortega y concuerdo con el, no se puede hacer una teología desde lo abstracto y el desapego. No se puede hacer educación y llamarla cristiana partiendo del desarraigo y alienación de nuestras comunidades sino de un cristianismo vivido en el quehacer histórico de los pueblos. No puede haber una educación cristiana de la Iglesia, sino una educación en fe de los cristianos en el mundo. Así nos lo enseñó el Señor en Juan 17:

15 “No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal.” 16 “No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo.” 17 “Santifícalos en tu verdad; tu palabra es verdad.” 

18 “Como tú me enviaste al mundo, así yo los he enviado al mundo.”

Dios nos liberta,
David Febo


David Febo Serrano

martes, 2 de agosto de 2016

Seamos Adoradores


Seamos Adoradores


¿Es Adorar otra palabra para alabar?

No.

Adorar y alabar son acciones diferentes. Es un error identificar ambas como si fueran lo mismo. Se puede decir que hay alabanza cuando adoramos a Dios pero adorar es más, es mucho más.

ALABAR

Alabar es el ejercicio de celebrar, y expresar júbilo, gozo y alegría. Es una forma mayormente verbal pero puede ser visual o corporal de reconocer a Dios en forma cantada, en oraciones a viva voz y declaraciones públicas indicando la grandeza y gloria de Dios. Vean el Salmo 92:1-5. Es un ejercicio de celebración.

Dios altísimo,
¡qué bueno es poder alabarte
y cantarte himnos!
¡Qué bueno es poder alabar
tu amor y tu fidelidad!

También hay modos visuales de alabar y expresiones corporales como colocarnos de rodilla, el baile o danza representativa pueden ser expresiones de júbilo y la música entre otras. Alabamos cuando estamos activos cantando, orando, moviendo nuestros cuerpos. Tal es la naturaleza de la alabanza que al igual que todas las acciones que Dios nos pide requiere de nuestra participación activa y eficaz. 

Cuando nos congregamos a escuchar la música y disfrutar de las danzas no necesariamente estamos alabando ya que como pasivos; estamos viendo a otros alabar y somos espectadores de una alabanza  pero no estamos alabando activamente. Igual nos puede pasar al adorar, la actividad de adoración requiere participación real y efectiva.

Alabar es una de las actividades más importantes en la fe cristiana ya que nos recuerda quien es Dios y como Él se relaciona con nosotros. Sin embargo el error que cometen muchas congregaciones que desarrollan todo su culto a Dios como una celebración o fiesta para Dios y se olvidan que Dios no nos llamó solo para alabar sin para servir. Allí es donde encontramos útil el término de adorar y su significado más amplio y abarcador que alabar.

ADORAR

La palabra griega “proskuneo”, Juan. 4:24 se traduce a menudo en el nuevo testamento como "adorar"  y significa "postrarse delante" o "arrodillarse delante." Es una entrega total y sin reservas.

Servir al prójimo es adorar a Dios.
Luego tenemos la palabra, también en griego “latreuo”, Filipenses 3:3 que se refiere a servir, como si fuera un esclavo, pero servir a Dios. Lo mismo significa ministrar, es decir ministrar para Dios.


El nuevo testamento también usa la palabra “Sebonai" Mateo 15 como “temor y reverencia" lo cual me hace pensar en la obediencia y el servicio nace de adentro y no necesariamente lo que expresamos verbalmente ya que según Mateo es posible honrar a Dios falsamente porque no es de corazón y no hay verdadera obediencia. Así que no es lo que decimos con nuestra boca sino lo que hacemos con nuestras vidas el verdadero significado de adorar.

Cuando adoramos no está ausente de la alabanza ya que para adorar hay que comenzar con el reconocimiento de Dios. Lo que es y lo que significa en nuestras vidas. Pero adorar no se queda allí y que al reflexionar sobre este concepto vemos que se convierte en entrega total, obedecer y servir. No es una una emoción son acciones concretas que salen del corazón.


Esta entrega es una entrega de amor verdadero, de un amor que nos es regalado primero de parte de Dios a nosotros y luego en respuesta de parte de nosotros a Dios. Se crea una relación especial con Dios, una relación íntima, una relación de amor. En esta relación Dios nos reconoce como suyos, nos limpia, nos perdona y son capacita para servirle. Adorar es obedecer, es cumplir por amor la voluntad de Dios así que nuestra obediencia se convierte en servicio a Dios. 

¿Que servicio quiere Dios que hagamos por Él? ¿Como le vamos a servir? Dios quiere que le adoremos en espíritu y en verdad. Que desde el corazon tengamos compasión con nuestro prójimo. No necesita grandes celebraciones y continuas alabanzas. Sobre eso el Señor dijo: “Este pueblo de labios me honra; mas su corazón está lejos de mí”. 

El desea que movidos por un verdadero amor a Dios y a nuestro prójimo le sirvamos con compasión. Servimos a Dios cuando servimos al prójimo. 

El prójimo es el necesitado; es el caído y sin esperanza; es el explotado, la víctima de la injusticia de la opresión social, económica y política. Es el engañado por los valores falsos de nuestra sociedad, es el perdido en el pecado sin amor. A ese le tenemos que servir y ese servir es adorar a Dios con espíritu y verdad. 



Luego que hemos cumplido con Dios en verdadera adoración entonces podemos alabar con júbilo por que hemos cumplido la voluntad de dios.

Dios nos restaura,
David Febo

David Febo Serrano

jueves, 14 de julio de 2016

Oscar López Rivera

The Campaign to Free Oscar López Rivera



Isaías 61:1
El Espíritu del Señor DIOS está sobre mí, Porque me ha ungido el SEÑOR Para traer buenas nuevas a los afligidos. Me ha enviado para vendar a los quebrantados de corazón, Para proclamar libertad a los cautivos Y liberación a los prisioneros;

Oscar López Rivera

Oscar’s Story

Puerto Rican political prisoner Oscar López Rivera has served more than 30 years in prison, convicted of seditious conspiracy for his commitment to the independence of Puerto Rico, though he was not accused or convicted of causing harm or taking a life.

Serving a sentence of 70 years, he is among the longest held political prisoners in the history of Puerto Rico and in the world. No other country keeps its political prisoners behind bars for as many decades as does the United States.

Early Years

Born in 1943 in San Sebastián, Puerto Rico, at age 14 he moved to Chicago, as part of “Operation Bootstrap,” a mass migration of Puerto Ricans to U.S. cities in search of work. He quickly learned English and helped his Spanish-speaking neighbors. Graduating from high school and entering college, he soon had to abandon his studies to help support his family.

Drafted into U.S. Army

Like many young Puerto Rican men, he was drafted into the U.S. Army and sent to Vietnam. It was there that he began to understand his identity as a Puerto Rican, seeing other Puerto Rican soldiers with Puerto Rican flags on their helmets and talking about independence and self-determination for Puerto Rico. He began to see that he had more in common with the Vietnamese people, fighting for their own independence and self-determination, than he had with the U.S. armed forces. He was decorated with the Bronze Star for his courage and valor.

Worked to improve conditions in the community Honorably discharged from the Army, he returned home to find the plight of the Puerto Ricans in Chicago in dire straits: many close friends and neighbors had succumbed to the drug epidemic; the problems of education, housing, unemployment and health had reached catastrophic levels; and the power structure responded with negligence and bigotry.

Unwilling to ignore these unjust conditions, he became a talented community organizer, helping to implement bilingual education; integrate the universities; offer educational programs in the prisons; found alternative schools, health and drug rehabilitation clinics and other community institutions; and convince the government and utility companies to hire people of color.

Joined the Independence Movement


He came to understand the importance of a people’s self-determination, and also worked for the release of five Puerto Rican Nationalist Party prisoners serving the equivalent of life sentences in U.S. prisons for their commitment to Puerto Rican independence. Learning that hundreds of Puerto Ricans had suffered prison for this just cause, he could little imagine that one day he would become the longest held of them all.

Disproportionately sentenced, torturous prison conditions


In 1981, after his conviction for seditious conspiracy and sentence of 55 years for being part of the Armed Forces of National Liberation, prison authorities began to single him out for more onerous treatment. In 1986, following a government sting operation, he and others were accused of conspiring to escape from prison, and he was sentenced to an additional 15 years.

The government used the sting operation as justification for placing him in supermax prisons under torturous conditions of isolation for more than 12 years, during which he saw his family only through a glass barrier, with no human contact. His granddaughter was nine years old when he was finally able to hug her for the first time. When his mother died from Alzheimer’s, he was not allowed to attend her funeral.

In prison, the other prisoners affectionately call him “El Viejo” (old man). He has taught many of them to read and write, and to speak English. A self-taught artist, his paintings and drawings were collected into Not Enough Space, an exhibit that traveled throughout the U.S., Puerto Rico, and Mexico. He now teaches fellow prisoners to draw and paint. A voracious reader, he tries to keep abreast of current world events. A vegetarian and exercise enthusiast, he works hard to maintain his health.

1999 commutations

In 1999, President Clinton commuted the sentences of eleven of his co-defendants after they served from 16 to 20 years, having determined that their sentences were disproportionately lengthy. He offered to commute Oscar’s sentence, on the condition that he serve an additional ten years of clear conduct. 

Oscar did not accept the offer, as it did not include all the Puerto Rican political prisoners, and since he knew, from his extensive experience at the hands of his jailers, that if he accepted they would never have allowed him to successfully complete the conditions. Under the president’s offer, he would have been released in September of 2009. Oscar has now served an additional 12 years of clear conduct in prison.

Those released in 1999 were received with a hero’s welcome, and went on to live productive, law-abiding lives, fully integrated into civil society.

President Clinton did not offer to commute the sentence of Oscar’s co-defendant Carlos Alberto Torres, also serving a sentence of 70 years, also never accused or convicted of causing harm or taking a life. In July of 2010, he was paroled after serving 30 years, and was also received with a hero’s welcome.

Oscar is now the only one of his generation still in prison.

Parole denied

The U.S. Parole Commission recently unjustifiably denied Oscar parole, ordering that he serve another 15 years behind bars before he would be considered again for parole, when he will be 83 years old.

Clemency

A petition for commutation asking President Obama, to exercise his constitutional powers to grant Oscar immediate release, enjoys wide support.

Postal mailing address:

Oscar López Rivera
87651-024
FCI Terre Haute, PO Box 33
Terre Haute, IN 47808

***

Diálogo Metodista :: Puerto Rico
 se une a la comunidad religiosa en la petición a la liberación de
 Oscar López Rivera


Apoyo de la comunidad religiosa de Puerto Rico

Council of Churches of Puerto Rico (October 2013, December 2014)

Methodist Church of Puerto Rico (Río Piedras, Puerto Rico)

Coalición Ecuménica e Interreligiosa de Puerto Rico2 [Ecumenical and
Interreligious Coalition of Puerto Rico]

Mons. Roberto Octavio González Nieves, OFM, Arzobispo Metropolitano de San Juan, Puerto Rico [Archbishop of San Juan]

Luis Cardenal Aponte Martínez, Archbishop Emeritus of San Juan

Mons. Félix Lázaro Martínez, SchP, Bishop of Ponce

Mons. Iñaki Mallona Txertudi, CP, Bishop of Arecibo

Mons. Ulises Casiano Vargas, Bishop of Mayagüez

Mons. Rubén A. González Medina, CMP, Bishop of Caguas

Mons. Héctor Rivera Pérez, Auxiliary Bishop of San Juan

Mons. Hermín Negrón Santana, Auxiliary Bishop of San Juan

Conferencia Episcopal Puertorriqueña [Puerto Rican Conference of
Bishops]

Padre Angel Darío Carrero, OFM, Custodio de los Franciscanos del Caribe; President, Conferencia de Religiosos de Puerto Rico (deceased)

Reverend Heriberto Martínez, Secretary General of the Biblical Society of Puerto Rico

Reverend Eunice Santana, Iglesia de los Discípulos de Cristo, former
President of the World Council of Churches, Director of the Caribbean Institute of Ecumenical Formation and Action

Reverend Alfonso Román, retired, United Church of Christ

sábado, 9 de julio de 2016

Cuadrilátero Wesleyano

Wesleyan Quadrilateral


Sources of Authority in Wesleyanism




However, Wesleyan theology has not been static over the decades, and there’s many different models within Wesleyanism.


sábado, 18 de junio de 2016

Restaurando la Iglesia V

Restaurando la Iglesia V :: Caminando Juntos

Apuntes de elementos que afectaron el proceso de elección episcopal.


Señor,
te rogamos que restaures tu Iglesia.
Que participemos de manera real y en los negocios de tu reino.
Te pedimos por una gobernanza justa y democrática en nuestro país y en nuestra Iglesia. Impacta las vidas que te conocerán y a tu pueblo que te ama.
Restaura tu Iglesia, Señor.
Amen.


El Piano Roto


-Tio Juan, ¿supiste que se rompió la iglesia? Mami hablaba de eso. -dijo Susana

Juan colocó la cuchara sobre la mesa, miró a Susana extrañado y luego Carla.

-Susana, la iglesia no está rota solo que el piano necesita arreglos. -dijo Carla con una sonrisa en los labios.
-Hermana mía, si el piano no suena bien, no puedes componer nuevos himnos -dijo Juan. -¿salimos de él?
-Aún afina, se puede restaurar.

Restaurando la Iglesia


Hechos 15:16
Después de esto volveré y restauraré la habitación de David, que estaba caída; y repararé sus ruinas, y la volveré á levantar;

El Señor quiere que seamos perfectos. Ser perfecto es un asunto de arrepentimiento, entrega  y dedicación. Esto es de nuestra parte; mas Dios, de su parte, nos hace perfectos en su amor. Sin Dios en el corazón no podemos ser perfectos.

Somos llamados/as y perfeccionados/as en el amor de Dios a través de Jesucristo. Así perfeccionados/as Dios nos convoca a servir juntos/as. Ese pueblo que responde al llamado de Dios; ese pueblo es La Iglesia.


Hechos 2:47
Alabando á Dios, y teniendo gracia con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día á la iglesia los que habían de ser salvos.

Nos reunimos en una casa grande donde cabíamos todos/as. Y la casa grande fue el primer templo. Entre nosotros/as buscamos quien nos guiara y así nació el/la primer/a pastor/a.

Hechos 4:11
Y él mismo dió unos, ciertamente apóstoles; y otros, profetas; y otros, evangelistas; y otros, pastores y doctores;

Habiendo muchos templos y pastores se generaron desacuerdos así que creamos reglas, normas y nombramos líderes para mantener el orden. y los/las líderes tomaron control. Así nació la Institución Eclesiástica. 

Los líderes no se ponían de acuerdo así que se separaron y así nacieron las denominaciones y las sectas. Entre ellas nació el metodismo. No es perfecta, ninguna lo es pero en ella buscamos la perfección de Dios.

La institución no es la Iglesia, no es sagrada pero la Iglesia prevalece dentro y fuera de la institución. Jesús reconoció que la Institución era imperfecta y a veces corrupta.

Lucas 19:46
Diciéndoles: Escrito está: Mi casa, casa de oración es; mas vosotros la habéis hecho cueva de ladrones.

 Aun así la visitaba y enseñaba dentro y fuera del templo.



Lucas 19:47
Y enseñaba cada día en el templo;


Jesucristo amaba al pueblo y el pueblo iba al templo. El maestro, aunque reconoció las fallas de la institución, llámese como se llame, la visitaba diariamente para llegar al pueblo. Nosotros/as hacemos lo mismo y visitamos al pueblo.

El señor nos perfeccionó en su amor y perfeccionó su Iglesia. Como un viejo piano en las manos del Señor, la ejecución es perfecta pero es nuestra tarea mantener el piano afinado.

Juan 5:14

...He aquí, has sido sanado; no peques más, porque no te venga alguna cosa peor.

 Restaurar es arreglar los desperfectos, en otras palabras procurar corregir nuestros errores como cristianos y como institución. Afinemos la iglesia metodista para que la Iglesia del Señor se fortalezca.


Volviendo al comienzo de esta artículo les dije que la Elección Episcopal era como una lección y que de ella debíamos reflexionar y aprender. 

Con preocupación y hasta dolor repasé algunas de las irregularidades que encontramos. Enumeré las consecuencias que produjo y sugerí acciones específicas que podríamos tomar para resolverlas.

Caminemos juntos: 

1.  Es necesario reconocer las faltas y los errores ese es el primer paso. Aún si no está de acuerdo conmigo en todo, pero si reconoce, como yo, que hay asuntos que mejorar, andamos en el mismo camino, sintiendo la misma necesidad de una restauración para nuestra Iglesia.

2.  Para ser perfeccionados hay que seguir su huella. Es decir, hay que enderezar el rumbo y anhelar ser restaurados en el Señor. 

3.  Tenemos que hacer cambios en nuestras vidas en nuestra actitud. Así para restaurar la Iglesia también hacemos un cambios de actitud. Cambiemos el juego del poder por el juego del amor. 

4.  Defendamos al débil en nuestras alrededor y en la estructura de la iglesia institucional. Rechazamos el abuso del poder restaurando al débil.

5.  Cambiamos las estructuras que no responden al plan perfecto de Dios para restaurar su iglesia. Estas son reglas, estructuras, en la disciplina y la constitución y leyes implícitas que entorpecen la restauración de Dios. Recordemos que Jesús no removió la piedra para resucitar a Lázaro sino que le pidió a los que estaban presentes que lo hicieran.


Nosotros tenemos que remover las piedras para que el Señor restaure la Iglesia.

6.  Actuamos siempre por los valores que nos guían y sin miedo con confianza en el llamado de Dios. Participamos real y efectivamente en todas las instancias que el Señor nos provee. Hay que tomar conciencia de la necesidad de estar presentes y envolvernos en los asuntos del Reino.



7.  Perdonamos a todos/as pero le exigimos justicia. 

He aquí, has sido sanado; no peques más

Tengo fe y esperanza que podemos restaurar la iglesia. Los delegados laicos y ministeriales tienen ante si el futuro de la iglesia y un legado.

Hago un llamado a toda la Iglesia. Cristo es la base de la Iglesia y trabajando juntos podemos restaurarla. La podemos restaurar; con sus oraciones y participación.


 Dios le bendiga.

Restaurando la Iglesia,
David Febo Serrano

David Febo Serrano

Nota:
En ningún momento este artículo se refiere a los/as candidatos/as al episcopado o a persona alguna dentro de la Iglesia Metodista de Puerto Rico. Su preocupación es con las fallas en las estructuras, sistemas y mecanismos eclesiásticos.